Los Padres Invisibles

Ellos están entre nosotros, pero pocos sabemos de su existencia, no son muy dados a los medios, ni a la publicidad, pero de que existen doy fe.
Estos padres aún siendo para la mayoría desconocidos, tienen multitud de hijos y no es que se escondan, es que unos señores con poder los han convertido en invisibles. Y no sólo eso, les acechan, les ponen trampas, les calumnian.padres-invisibles

Si aún no saben quienes son unos y quienes son otros, haré una pequeña descripción de ambos. Para quienes digan que no se puede generalizar, amigos, si que se puede cuando se describen puntos coincidentes de ambos grupos, desde luego podría entrar en nombres, lugares, edades y hasta peso y altura personales, pero entonces necesitaríamos una biografía de cada uno y se aburrirían, porque yo no escribo tan bien como para mantener su atención durante cientos de páginas.
Los padres invisibles, son sacerdotes que por el hecho de hacer, creer y ser, lo que siempre ha hecho, creído y sido un sacerdote, es perseguido por otros hombres de iglesia, ya sea por sus iguales o por los que ocupan rangos más altos en la jerarquía eclesiástica.
Todos estos sacerdotes tienen en común, que celebran la litúrgica tradicional, que tienen la fe católica inalterada, sin cambios ni novedades y visten sotana, estas tres virtudes antaño alabadas por la misma Iglesia Católica, son las que ponen enfermos hasta la psicosis al segundo grupo. Que se merecen también un calificativo y como estas personas ya están reflejadas en los Evangelios, se merecen llevar el título de fariseos actuales, aunque mucho antes de existir los fariseos ya aparecen en el libro de la Sabiduría.

Este grupo de los fariseos actuales, no hacen otra cosa sino lo que hacían los fariseos en tiempo de Cristo, a saber, acomodar la religión a sus propias conveniencias y perseguir a quienes le causaban estorbo, en especial cuando este era monetario y/o de conciencia, vamos lo que viene siendo conocido en Castilla, como la envidia rastrera de toda la vida. Este segundo grupo no tiene escrúpulos a la hora de conseguir sus abyectos objetivos, en tiempos de Jesús, decían refiriéndose al Salvador, “este hombre hace muchos milagros… Hay que matarlo”.
Esto no es nuevo en la Iglesia Católica, les ha sucedido a multitud de Santos, tenemos a un San Atanasio, Santa Teresa de Jesús, Santa Juana de Arco y la lista da para otro artículo.

Ahora volvamos a la actualidad y veamos cómo los fariseos actuales tratan a los padres invisibles.
Siempre usan las mismas viejas técnicas, se les aparta de sus parroquias después de haber sido amenazados de forma educada, para que se adapten y dejen esa cabezoneria de querer llegar a la santidad y hacer que otros la alcancen, que suavicen sus sermones y sean agradables a los oyentes, no sea que se asusten y no vuelvan a dejar sus donativos, lo que es, perder clientela.
Y por supuesto esa sotana que pese a ser un sacramental, asusta a la gente y esa liturgia en latín que nadie entiende y que no da pie a las ocurrencias e improvisaciónes del cura, la gente se aburre y no vuelve, a la gente hay que entretenerla.

Como estos sacerdotes tienen algo que da una fe firme, osea coraje y testosterona a raudales, pues no se dejan amedrentar y acaban siendo enviados al pueblo más recóndito de la diócesis, donde ni siquiera hay parroquia o directamente los expulsan de la diócesis.
Algunos acaban viviendo en casa de sus padres con depresión, porque no entienden como su vocación ha sido truncada y otros siguen dando la batalla sabiendo que tienen a Dios de su parte y aceptando el martirio que no ha hecho más que empezar.
Por supuesto si van a los obispados y preguntan por ellos, les dirán que no tienen permiso para celebrar esa Misa en latín, cosa que es una abominable mentira ya que no es necesario de nadie permiso para celebrar la Misa Tradicional, les dirán que son personas inmorales, de esas inmoralidades no darán razones ya que se verían ellos mismos implicados, incluso con sentencias judiciales en contra del obispado.
Y para terminar, les doy un consejo no solicitado, pero como soy quien escribe pues me permito esta licencia, espero lo sepan entender. Si de verdad buscan ustedes alcanzar el Cielo, huyan de las parroquias donde la liturgia es un cachondeo, los curas visten de cualquier forma y creen que el CVII es lo más maravilloso que le ha sucedido a la Iglesia Católica y busquen estos padres invisibles, que a poco que busquen se hacen visibles, porque en medio de toda esta oscuridad relativista y buenista, son una luz para quienes buscan la verdad.
Dice San Pablo en su carta a los Galatas.
10. ¿Busco yo acaso el favor de los hombres , bien el de Dios?¿O es que procuro agradar a los hombres? Si aún tratase de agradar a los hombres, no sería Siervo de Cristo. 11 . Porque os hago saber hermanos , que el Evangelio predicado por mí no es de hombre.
12. Porque yo no lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno , sino por revelación de Jesucristo.


Nota 8.El Evangelio no debe ser acomodado al siglo so pretexto de aceptación, la verdad no es condescendiente , sino intransigente.El mismo Señor nos previene contra los falsos Cristos ( Mt.24,24) , los lobos con piel de oveja ( Mt. 15 etc. ) y también San Pablo contra los falsos Apóstoles de Cristo ( II Cor,11,13) y los falsos doctores con apariencia de piedad ( II Tim.3.1-5).
Es de admirar la libertad de espíritu que el Apóstol nos impone al decirnos que ni siquiera un ángel debe movernos de la fe que él enseñó a cada uno con sus palabras inspiradas.( véase II Cor cap 11, 14, 15 5, y nota cf 2,4 es)

Y el libro de la Sabiduría.
Acechemos al justo, pues nos fastidia; se opone a nuestras obras, nos echa en cara las infracciones de la ley y nos acusa de traicionar nuestra educación.
Presume de tener el conocimiento de Dios y se tiene por hijo del Señor.
Es un reproche para nuestros pensamientos, aun el verlo nos resulta molesto.
Porque su vida no se parece en nada a la de los otros, y son muy distintos sus caminos.
Somos para él como escoria, se aparta de nuestros caminos como si apestasen.
Proclama feliz la suerte de los justos, y se gloría de tener a Dios por padre.
Veamos la verdad de sus palabras y probemos cuál será su fin.
Porque si el justo realmente es hijo de Dios, él lo protegerá y lo librará de las manos de sus adversarios.
Probémoslo con ultrajes y tormentos, veamos su dulzura y pongamos a prueba su paciencia.
Condenémoslo a una muerte infame, pues, según dice, habrá quien vele por él».

Así razonan, pero se engañan. Los ciega su maldad.
No conocen los secretos de Dios, no esperan la recompensa de la santidad, ni creen en el premio de las almas intachables.
Porque Dios creó al hombre para la incorrupción y lo hizo a imagen de su propio ser.
Los que confían en él comprenderán la verdad y los fieles permanecerán con él en el amor, pues para sus elegidos hay gracia y misericordia.
Los malvados recibirán el castigo que merecen sus pensamientos por haber despreciado al justo y apartarse del Señor.
Sus mujeres son insensatas, depravados sus hijos y maldita su posteridad.
Pues los hijos que nacen de uniones culpables serán testigos de la maldad de sus padres cuando Dios los juzgue.

Era agradable a Dios, y Dios lo amaba; vivía entre pecadores, y Dios se lo llevó.
Las gentes lo ven, pero no lo comprenden ni reflexionan sobre esto: que para sus elegidos hay gracia y misericordia, y para sus santos protección.

Hermenegildo Matamoros

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: